Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El secreto para que su bebé sea más inteligente

Como padres, todos queremos tener bebés sanos y felices. No sólo eso, también queremos que sean inteligentes. Para cualquiera que es nuevo en el mundo de la crianza, este deseo parece traducirse en un viaje al almacén de juguetes y un gran golpe al presupuesto del bebé. Sin embargo, la diferencia entre lo que ahora le vamos a comunicar y todas las promesas garantizadas de los productos creados para hacer que su bebé sea un genio y que están disponibles en los estantes de los almacenes, es que nosotros no estamos vendiendo nada, y usted no tiene que gastar un centavo para lograr el noble objetivo de que su bebé sea más inteligente.

Así es, a pesar de la propaganda y publicidad, no creemos totalmente que los resultados sean ciertos. No existe evidencia científica convincente que respalde a estos productos tan bien comercializados sean formas sofisticadas para estimular el cerebro del bebé, y de que toda su parafernalia y botones para prender y apagar conduzcan a un desarrollo más avanzado del cerebro.

Cuando aborde las actividades del aprendizaje diario de su propio bebé, le sugerimos que recuerde que el verdadero bebé Mozart no tenía CDs, DVDs, o iPods! ¿Cuál es entonces el secreto para que un bebé sea más inteligente? Nos complace decirle que la mejor respuesta sobre todas las cosas, es la interacción cariñosa que usted (y otros encargados del cuidado del bebé) tengan con su bebé en sus primeros días, semanas y meses.

Quizá el mensaje más importante que esperamos poder comunicarle es que no necesita preocuparse demasiado sobre las cosas que debe hacer con su bebé. El tipo de actividades de las que estamos hablando son simples, pero para asegurarnos de que todos estamos de acuerdo, hemos creado una lista rápida para que se pueda empezar ahora mismo.

  • Tiempo para una charla ¿Suena fácil? Es porque sí lo es. Mientras que algunos padres primerizos les parece un poco gracioso hablar con los bebés porque ellos no les pueden responder, éste no es lo mismo que hablar solo. Cuando se tome el tiempo para hablar con su bebé mientras le cambia su pañal, háblele sobre sus planes para el día o cualquier otro comentario que se le venga a la mente. El bebé no entenderá los pormenores de la conversación durante algún tiempo, pero indudablemente estará escuchando y aprendiendo.
  • Salga de paseo a caminar. Esta caminata no solo le dará la oportunidad de respirar aire fresco y hacer ejercicio, pero también encontrará temas interesantes para hablar y cosas para describirle a su bebé. Nos agradan las mochilas frontales y los cabestrillos portabebés, pues ofrecen un contacto cercano que es aún más propicio para tener una conversación.
  • Cante, cante una canción. Una de las canciones clásicas de Plaza Sésamo puede ser la perfecta. No se preocupes si no canta bien como para que otros la escuchen, simplemente cante, cante una canción. El recién nacido no sólo le perdonará sus errores y disonancias musicales, sino que se convertirá en su más fiel admirador.
  • Imitar. Empiece sacando la lengua y se verá con sorpresa como su recién nacido la imita. Continúe con algunas expresiones faciales exageradas y repita los sonidos que hace su bebé y verá que en corto tiempo su bebé empezará a imitarla también.
  • Permanezca en contacto. El masaje es una gran forma de mantener el contacto con su bebé. Cualquier persona que le hayan dado un masaje sabe que es muy relajante. Pero más que relajante, el tacto es una parte muy importante de cómo los bebés perciben al mundo, un masaje puede ser una buena experiencia para crear lazos afectivos , ya sea que usted improvise o siga las instrucciones de un libro sobre el arte de darle masajes a su bebé.
  • Lea un libro. La experiencia total de la lectura con su bebé está diseñada de forma individual para fomentar tanto la diversión como el aprendizaje, desde el contacto cercano de ser cargado, el sonido de su voz, hasta el mirar las imágenes y las páginas que pasan. Durante los primeros meses de su bebé, no se preocupe demasiado por las imágenes, porque esta es la hora de escuchar el sonido de su voz que es lo que más la importa a su bebé. ¡De hecho, le sugerimos que aproveche la oportunidad que tiene de leer en voz alta para leer lo que le parece más interesante, ya que será cuestión de meses cuando su bebé tendrá sus propias opiniones sobre los libros que usted lee!
Última actualización
11/21/2015
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest