Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto

¿Debe mi niño repetir un año escolar?

Por: Laura McGuinn, MD, FAAP

Preferiblemente, no. Repetir un año escolar, conocido también como "retención de grado" no se ha comprobado que ayude a los niños a aprender.

Los niños no superan los problemas de aprendizaje y de atención repitiendo un año escolar. De hecho, repetir el año puede contribuir a problemas de baja autoestima a largo plazo, así como a problemas de tipo social o emocional.

La American Academy of Pediatrics (AAP) cree que los niños obtienen mejores resultados cuando reciben apoyo para continuar al siguiente nivel con sus compañeros, si es posible, mientras se descifran las razones por las cuales no están progresando académicamente y se buscan soluciones.

¿Cuántos niños repiten el año escolar anualmente?

Según datos del 2016 del Centro Nacional para las Estadísticas de Educación, cerca de 1,9 % de los estudiantes de la escuela primaria a la preparatoria en los Estados Unidos permanecen en el mismo año escolar al que se matricularon el año previo, un declive del 3,1 % desde el año 2000.

Los índices permanecen altos entre los niños más pequeños. En el 2016, 4,3% de los niños de primero al tercer grado (primaria) repitieron el año. Factores sociales y económicos tales como raza, ingreso familiar y el nivel de educación de los padres también influyen en la probabilidad de que los niños repitan un año escolar.

Los índices son también altos entre niños de hogares con bajos ingresos económicos. En el 2016,  8 %  de niños de hogares con bajos recursos económicos o por debajo del nivel federal de pobreza repitieron el año comparados con 3 %  de los niños que pertenecían a hogares con niveles de ingresos más altos.

¿Puede su niño leer al nivel del tercer grado?  

Algunos estados tienen "leyes de retención de tercer grado", lo que significa que los niños de tercer grado que no están leyendo a cierto nivel no se les permite avanzar al cuarto grado. La razón de ser de estas leyes es que: la transición del tercer al cuarto grado es cuando el enfoque de la clase cambia de aprender a leer a leer para aprender. Pero es posible que se hagan excepciones, especialmente si su niño ha sido diagnosticado con problemas de aprendizaje y se le ha preparado un programa educativo individualizado (PEI). Otra "buena causa" para las excepciones puede incluir a estudiantes que están aprendiendo inglés como segundo idioma (ESL, por sus siglas en inglés) por 3 años o menos.

¿Hay niños que se benefician de repetir el año escolar?

Algunos estudiantes se podrían beneficiar de repetir el año, por lo menos a corto plazo, especialmente aquellos que tienen buena auto estima y que disfrutan de una buena salud emocional, pero que tienen dificultades para mantener el nivel académico de sus compañeros de clase. Pero incluso en el caso de los estudiantes que fueron retenidos para mejorar las pruebas estandarizadas, no parece ayudarlos para mejorar su aprendizaje en general.

Repetir un año escolar puede ser considerado una experiencia adversa en la infancia (EAI).  Los estudios de investigación sugieren que repetir el año, en cualquier grado, está ligado con el abandono de la secundaria/preparatoria en el futuro y con otras consecuencias a largo plazo. También puede afectar el desarrollo social y emocional del niño. En un estudio, los estudiantes de sexto grado señalaron que repetir el año era "uno de los acontecimientos de la vida más estresantes".  

¿Qué pueden hacer los padres si su niño corre el riesgo de tener que repetir el año escolar?

  • Fije objetivos de asistencia escolar. No subestime el daño que hace no asistir a la escuela. Los niños con absentismo crónico en el kínder y el primero de primaria tienen menos probabilidad de leer al nivel apropiado cuando llegan al tercer grado.

  • Hable con su pediatra. Su pediatra podría referir al niño para que se le hagan evaluaciones psicológicas y educativas. Estas evaluaciones pueden ayudar a determinar si el niño sufre de un trastorno del desarrollo neurológico, problemas de lenguaje, problemas de aprendizaje, intelectuales, de salud emocional o cuál es la fuente del estrés que debe ser tratada.

  • Obtenga ayuda de la escuela. Su pediatra puede ayudarlo a solicitar y abogar por el mejor Programa Educativo Individualizado (IEP, por sus siglas en  inglés) o un Plan 504 en la escuela de su hijo, así como ayudarlo a pedir cambios para los planes vigentes.

  • Refuerce en casa lo que el niño aprende en la escuela . Además de hacer las tareas, sus niños deben pasar tiempo leyendo no solo con usted, pero también por sí mismos. Si a su niño le gusta leer, podría cultivar este buen hábito para toda la vida.  Más consejos aquí .

  • Busque alternativas para no repetir el año escolar. Además de ayuda académica y servicios, tales como extra tiempo individualizado con un ayudante de la profesora, existen otras alternativas en lugar de repetir el año escolar. Por ejemplo, grupos de diferentes edades o mezclar niños de varios grados escolares en el mismo salón de clases. De esta forma, un niño permanece en el mismo salón con sus amigos, y continúa desarrollándose social y emocionalmente, pero recibe el apoyo académico apropiado que él o ella necesita. También permite que el niño complete el trabajo en otras áreas apropiadas para su grado que el niño puede hacer. Otras opciones incluyen permitir que el niño repita el semestre que perdió en lugar de todo el año. En algunos lugares existen programas para extender el año escolar o programas durante los meses de verano que pueden ayudar.

Información adicional:

   Sobre la Dra. McGuinn:

Laura McGuinnLaura McGuinn, MD, FAAP es directora de la División de Pediatría del Desarrollo y Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham. Dentro de la American Academy of Pediatrics, la doctora es miembro del Comité de Aspectos Psicosociales del Niño y la Salud de la Familia y es coautora del informe clínico, "Niños en edad escolar que no están progresando académicamente:  consideraciones para los pediatras" (en inglés). La doctora y su esposo son padres de dos niños inteligentes e invulnerables con problemas de aprendizaje.

 

Última actualización
9/23/2019
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright @ 2019)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos