Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

El tabaco y los niños con asma

Por: Kamakshya Patra, MD, FAAP

No consumir cigarrillos ni ningún otro producto del tabaco es una de las formas más importantes en las que los padres pueden ayudar a que sus hijos, en especial a los asmáticos, respiren con facilidad.

Humo en el aire: efectos en los pulmones

El humo de tabaco contiene nicotina y miles de otras sustancias químicas, muchas de ellas con efectos conocidos para la salud. La exposición al tabaco puede causar problemas pulmonares incluso antes de que el niño respire por primera vez.

La investigación demuestra que la exposición al tabaco y a la nicotina, tanto en el vientre materno como después de nacer, puede:

  • Interferir con el desarrollo saludable de los pulmones, que comienza antes del nacimiento y continúa hasta aproximadamente los 15 años. El efecto es de larga duración y la evidencia sugiere que los adolescentes expuestos al humo de segunda mano tienen peores resultados en pruebas de función pulmonar.

  • Causar enfermedades más frecuentes, porque al sistema inmunitario de un niño le cuesta más combatir las infecciones respiratorias.

  • Desencadenar crisis y ataques de asma, con sibilancias, tos, opresión en el pecho y otras dificultades respiratorias. En casos graves, los síntomas pueden ser potencialmente mortales.

  • Hacer que los mejores medicamentos para el control del asma disponibles no funcionen tan bien.

¡Hay que limpiar el aire que los niños respiran!

Más del 40 % de los niños que van a la sala de emergencias por asma viven con fumadores.

No obstante, para los niños asmáticos, la frecuencia y la gravedad de los ataques de asma mejora muchísimo si cesa la exposición al humo.

Medidas que pueden ayudar a los niños con asma:

  • Mantenga su casa y su auto libres de humo. Abrir una ventana no protege contra el humo de tabaco. Además, el humo y el vapor de los cigarrillos puede quedar adherido a los tapizados, la ropa y las alfombras. Los niños que juegan en superficies contaminadas o cerca de ellas podrían tener problemas respiratorios.

  • Si su estado permite que se fume en zonas públicas, busque restaurantes y otros sitios que tengan sus propias políticas libres de humo. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las secciones de no fumadores donde la gente fuma cerca no protegen contra el humo de segunda mano, aunque haya sistemas de ventilación con filtros.

  • Asegúrese de que las guarderías y escuelas de su hijo tengan implementadas y hagan cumplir políticas de lugares libres de humo de tabaco y que no se permita fumar en ningún lugar del edificio en ningún momento. Esto incluye los eventos escolares fuera del campus.

  • Enseñe a los niños a evitar el humo de segunda mano y la importancia de que ellos nunca comiencen con ese hábito.

  • Si fuma, tome la decisión de dejar de hacerlo. Es muy difícil ser fumador y no exponer a su hijo, y los hijos de fumadores tienen más probabilidades de empezar a fumar en el futuro.

  • Busque ayuda para dejar la dependencia al tabaco si su hijo tiene asma y le está costando dejar de fumar. La nicotina es una de las drogas más adictivas que se conoce y cambia tanto la estructura cerebral como la química del cerebro. Algunas personas pueden dejar de consumir tabaco sin medicamentos, pero muchas no. El parche de nicotina, la goma de mascar con nicotina y las pastillas de nicotina se pueden comprar sin receta. El bupropion (Wellbutrin, Zyban), la vareniclina (Chantix), el aerosol nasal de nicotina y el inhalador de nicotina oral deben comprarse con receta médica.

Recuerde:

Cuando deje de fumar o tome otras medidas para evitar la exposición al tabaco, su hijo no necesitará tanto medicamento para el asma. Dejar de fumar ayudará a mantener a su hijo alejado de las salas de emergencias y del hospital. Ambos podrán respirar mejor.

Información adicional:

Acerca del Dr. Patra:

Kamakshya Patra, MD, FAAP, es un pediatra que ejerce en el Hospital Memorial J.W. Ruby de Virginia Occidental. También es profesor adjunto de Pediatría en la Universidad de Virginia Occidental. Dentro de la American Academy of Pediatrics, el Dr. Patra es miembro de la Sección sobre Control del Tabaco y la Sección sobre Medicina Hospitalaria. 

Última actualización
4/9/2018
Fuente
Section on Tobacco Control (Copyright © 2017 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest