Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Declaración de política de la AAP: Los cigarrillos electrónicos necesitan mayor regulación para prevenir su acceso y uso a los jóvenes

Teen girl using an e-cigarette. Teen girl using an e-cigarette.

 Los fabricantes de productos que expelen vapor de sabores tienen como objetivo a los niños usando tácticas de venta y sabores dulces para crear una nueva generación de jóvenes adictos a la nicotina.

El aumento dramático de adolescentes que usan cigarrillos electrónicos amenaza con reducir las mejoras de salud logradas en 5 décadas con respecto al uso del tabaco, ya que la evidencia demuestra que estos adolescentes tienen mayor probabilidad de hacer la transición a cigarrillos tradicionales, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics.

La AAP renueva su llamado para implementar una intervención federal inmediata que restrinja la promoción y venta de cigarrillos electrónicos a la juventud en su declaración de política titulada, "Cigarrillos electrónicos y dispositivos similares" (en inglés) publicada en el número de febrero de Pediatrics.

Los cigarrillos electrónicos atraen a la juventud debido a su gusto por los dulces y los sabores de frutas y sus diseños elegantes, y porque con frecuencia se perciben como menos dañinos que los productos tradicionales del tabaco, de acuerdo con la investigación. Sin embargo, el aerosol "vapor" producido por los cigarrillos electrónicos generalmente se producen por una solución que contiene nicotina y otras toxinas, tales como reconocidos carcinógenos.

"La nicotina es muy adictiva, y sabemos que entre más pronto alguien consuma productos de nicotina en la infancia, es más difícil dejarlo más adelante", dijo Brian P. Jenssen, MD, FAAP, autor principal de la declaración elaborada por la Sección para el Control de Tabaco de la AAP, pediatra de atención primaria del Hospital Infantil de Filadelfia e investigador del PolicyLab. "La mayoría de los fumadores adultos empezaron a consumir tabaco antes de los 18".

La nicotina también puede tener consecuencias devastadoras a largo plazo en el desarrollo del cerebro adolescente y está ligada a otros efectos adversos para la salud, especialmente del feto en desarrollo.

Casi 21 % de los estudiantes de preparatoria y 5 % de los estudiantes de la escuela media dicen haber usado cigarrillos electrónicos en los 30 días previos en el 2018, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Tabaco y los Jóvenes; estas tasas representan un aumento del 79 % desde el 2017. Más de 28 % de los estudiantes de escuelas medias y de preparatoria, o cerca de 10,5 millones de jóvenes, fueron expuestos a avisos publicitarios de cigarrillos electrónicos de por lo menos una fuente, según la investigación.

"Las regulaciones de los cigarrillos electrónicos deben ser más estrictas para prevenir el acceso y uso por parte de los jóvenes", dijo Susan C. Walley, MD, FAAP, coautora de la declaración y presidenta de la Sección para el Control del Tabaco de la AAP. "La investigación nos dice claramente que los adolescentes tienen mayor riesgo de hacer la transición a cigarrillos tradicionales, incluso cuando solo han experimentado con el uso de los cigarrillos electrónicos".

La evidencia científica no apoya los argumentos de que los cigarrillos electrónicos poseen beneficios para la salud y que son una ayuda eficaz para dejar de fumar.

La AAP recomienda que:

  • La FDA debe actuar de inmediato para regular los cigarrillos electrónicos y prohibir la venta de estos productos a las personas menores de 21 años.

  • Las ventas por internet de los cigarrillos electrónicos y del líquido (soluciones) para los cigarrillos electrónicos deben ser prohibidas.

  • Deben proponerse iniciativas para reducir su demanda por parte de los jóvenes, prohibiendo que se hagan de ciertos sabores, tales como los cigarrillos electrónicos de mentol.

  • Debe prohibirse la publicidad y promoción de los cigarrillos electrónicos accesibles a los jóvenes.

  • Los cigarrillos electrónicos deben incorporarse a las leyes y decretos vigentes contra el tabaco en lugares donde viven, aprenden, juegan, trabajan y visitan los niños y adolescentes.

  • Los pediatras deben hacer evaluaciones para detectar el uso de los cigarrillos electrónicos, advertir sobre sus repercusiones para la salud y nunca recomendar los cigarrillos electrónicos como una opción de tratamiento para dejar de fumar.

"Tomó décadas aumentar la concientización sobre las consecuencias devastadoras de fumar y del uso de los cigarrillos tradicionales", dijo el Dr. Jenssen. "Hoy sabemos que los cigarrillos electrónicos son peligrosos para los niños y adolescentes. "Tenemos la oportunidad de proteger esta generación, pero tenemos que actuar ahora".

Información adicional:


Publicado
1/28/2019 12:00 AM
Síganos