Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto

Lecciones de natación: por qué todos los niños las necesitan, y más aún ahora

Mientras muchas familias planifican las vacaciones y actividades de verano, la American Academy of Pediatrics alienta a los padres y cuidadores a tomar precauciones para mantener a los niños y adolescentes seguros en el agua este verano. Esto incluye las lecciones de natación.

"El ahogamiento es la única causa principal de muerte para los niños de 1 a 4 años, y es una de las principales causas de muerte para los adolescentes. En el verano, los niños generalmente tienen un mayor acceso a las piscinas, los lagos y otras fuentes de agua: todas estas cosas suponen un riesgo de ahogamiento", dijo la pediatra Sarah Denny, MD, FAAP, la autora principal de la orientación de la AAP sobre la prevención para el ahogamiento (en inglés).

Lecciones de natación perdidas durante los cierres por la pandemia

Durante los cierres por la pandemia de COVID, muchas piscinas locales y distritos de parques cancelaron las clases de natación para el verano, y muchos padres optaron por mantener a sus hijos más cerca del hogar para protegerlos de la infección. Como los programas de seguridad para el agua están disponibles otra vez, hay una nueva oportunidad para inscribir a los niños en clases que les enseñen a nadar para salvar su vida y habilidades de seguridad para estar en el agua.

"Las lecciones de natación les enseñan a los niños una habilidad que podría ayudarlos a salvar sus vidas", dijo la Dra. Denny, también autora de un informe técnico de prevención del ahogamiento para 2021 (en inglés). "Las investigaciones indican que las lecciones de natación formales para los niños de 1 año en adelante reducen el riesgo de ahogamiento. Las lecciones de natación son una herramienta de protección importante para prevenir el ahogamiento, además del cercado de la piscina, la supervisión cercana y los guardavidas al nadar, los chalecos salvavidas en los botes y los lagos, y la capacitación de RCP".

La AAP también ofrece gráficos para las redes sociales, videos, artículos y más contenido sobre la seguridad para el agua disponibles para compartir. Vea el kit de herramientas de la campaña de prevención del ahogamiento de la AAP (en inglés y español) para saber más.

Medidas de precaución fundamentales para prevenir el ahogamiento:

  • Todos los niños y adultos deben aprender a nadar. Los niños pueden verse beneficiados con las lecciones de natación desde que tienen 1 año, pero los padres deben tener en cuenta la madurez de su hijo, las preocupaciones de salud, la exposición al agua y la preparación para determinar a qué edad comenzar las lecciones de natación.

  • Es importante que haya una supervisión cercana, continua y atenta cerca del agua. Designe a un adulto para que vigile el agua: este no debe distraerse con el trabajo ni socializar, y debe prestar atención continuamente a los niños que estén nadando.

  • En su casa, vacíe todas las cubetas, las bañeras y las piscinas para niños de inmediato después de usarlas. Si tiene niños pequeños, mantenga la puerta del baño cerrada y use una traba para el inodoro para evitar que accedan a él. En el caso de los niños que están aprendiendo a andar, algunos de los mayores riesgos de ahogamiento están en el hogar, lo que incluye las bañeras y los inodoros.

  • Las piscinas deben estar rodeadas por una cerca de cuatro lados, con un portón que cierre y se tranque solo. Las investigaciones indican que el cercado de la piscina reduce el riesgo de ahogamiento en un 50%. Las barreras adicionales pueden incluir cerraduras de puertas, cerraduras de ventanas, cubiertas para piscinas y alarmas para piscinas.

  • Los adultos y los niños más grandes deben aprender a hacer RCP.

  • Todos los niños y adultos deben usar chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera de EE. UU. siempre que estén en aguas abiertas o en una embarcación.

  • Los padres y adolescentes deben entender que el consumo de alcohol y drogas aumenta el riesgo de ahogamiento mientras se está nadando o en un bote.

"No podemos hacer que los niños sean resistentes al ahogamiento, así que es importante asegurarnos de que haya un cercado y otras barreras alrededor del agua para garantizar que los niños no puedan estar en ella sin supervisión", dijo la Dra. Denny. "Cuando hay un nadador joven o poco habilidoso en el agua, su padre, su madre o un cuidador para el agua debe estar a muy corta distancia. Incluso cuando el niño haya aprendido a nadar, los cuidadores para el agua deben vigilarlo constantemente mientras esté nadando".

Más información

Publicado
6/9/2022 12:00 AM
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2022)
Síganos