Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Suplementos vitamínicos

La leche humana contiene un balance natural de vitaminas, especialmente de vitaminas C, E y B, por lo que si usted y su bebé son sanos, y usted se alimenta bien, su hijo no requerirá ningún suplemento de esas vitaminas.

Los bebés que se alimentan con leche materna necesitan un suplemento de vitamina D. Esta vitamina la produce naturalmente la piel cuando es expuesta a la luz del sol. Sin embargo, American Academy of Pediatrics es enfática en cuanto a que todos los niños se deben mantener alejados del sol directo tanto como sea posible y deben usar protector solar mientras estén en el sol para evitar el riesgo a largo plazo debido a la exposición, lo cual puede contribuir al cáncer de piel. El protector solar evita que la piel produzca vitamina D. Por esa razón, hable con su pediatra sobre la necesidad de utilizar gotas de suplemento de vitamina D. La recomendación actual de la Academia es que todos los bebés y niños deberían tener un consumo mínimo de 400 IU (unidades internacionales) de vitamina D por día, empezando poco después del nacimiento. La leche de fórmula preparada contiene Vitamina D; por lo que si su bebé toma por lo menos 32 onzas de leche de fórmula, el suplemento de vitamina D no es necesario. Además, una vez que su bebé tiene un año de edad y toma leche con vitamina D, las vitaminas adicionales con vitamina D ya no son necesarias. Su bebé también puede necesitar suplementos vitamínicos si nació prematuro o tiene otros problemas médicos. Hable con su médico sobre la necesidad de suplementos vitamínicos y minerales.

Una dieta regular bien balanceada debe proporcionar todas las vitaminas necesarias tanto a las madres como a los bebés lactantes. Sin embargo, los pediatras recomiendan que las madres continúen tomando un suplemento vitamínico prenatal diario para asegurar el balance nutricional adecuado. Si está en una estricta dieta vegetariana, necesita tomar un suplemento adicional de complejo B, debido a que las vitaminas B están disponibles solo en los productos de la carne, el pollo y el pescado. Si su bebé está tomando leche de fórmula para bebés, por lo general recibirá las vitaminas adecuadas debido a que la leche de fórmula contiene vitaminas.  

Suplementos de hierro

La mayoría de bebés nacen con suficientes reservas de hierro que los protegerán de la anemia. Si alimenta a su bebé con leche materna, recibirá suficiente hierro el cual absorberá bien y no necesitará un suplemento adicional. Cuando su bebé cumple aproximadamente seis meses de edad, debe empezar a darle alimentos para bebé que contengan suplemento de hierro (cereales, carnes, vegetales verdes), los cuales le garantizarán el hierro suficiente para un crecimiento adecuado. Cuando usted agrega alimentos sólidos a la dieta del bebé, continúe con la lactancia materna al menos hasta los 12 meses de edad. Consulte con el médico de su hijo acerca de la vitamina D y los suplementos de hierro durante el primer año.

Si está alimentando a su bebé con biberón, ahora se recomienda que utilice leche de fórmula fortificada con hierro (que contiene de 4 a 12 mg de hierro) desde el nacimiento hasta que cumpla su primer año de vida. Los bebés prematuros tienen poco hierro almacenado, por lo que a menudo necesitan hierro adicional además del que reciben de la leche materna o la leche de fórmula. 

 

Última actualización
7/12/2013
Fuente
Adapted from Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age Five (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.