Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

8 propósitos para los padres para comenzar el año nuevo

Para estrechar los lazos familiares y tener una mejor experiencia en el nuevo año quizá sólo necesite hacer unos pequeños cambios.

Aquí le sugerimos ideas que se enfocan en una mejor crianza para sus hijos este nuevo año.

  1. Cerciórese de que toda la familia se vacune contra el COVID y la influenza. Las vacunas contra el COVID y las vacunas contra la gripe son la mejor manera de protegerse a sí mismo, a sus hijos y a otros seres queridos de estos virus peligrosos que circulan juntos. Incluso puede recibir ambas vacunas al mismo tiempo. Llame a su pediatra para asegurarse de que sus hijos estén al día con todas las vacunas recomendadas en el calendario y haga cualquier pregunta que pueda tener. Y recuérdeles a sus hijos que los buenos hábitos de higiene de las manos ayudarán a prevenir la propagación de gérmenes. 

  2. Sea un usuario inteligente del contenido digital. ¿Sabe que están viendo los niños en la televisión o en el Internet? Tómese un tiempo para investigar contenido apropiado para la edad. Haga un plan el consumo mediático de su familia y trate de que los videojuegos no se conviertan en un mal hábito para la salud. Recuerde que el tiempo de pantalla no siempre tiene que ser tiempo individual. Miren un programa juntos. Jueguen videojuegos juntos. Entienda y participe en las actividades que los niños hacen.

  3. Lean juntos. Reserve algo de tiempo para leer todos los días. Para los niños más pequeños, una manera fácil es incorporar la lectura a la rutina de la hora de dormir. Para los niños mayores y adolescentes, comparta un libro favorito turnándose para leer en voz alta o escuchar audiolibros juntos. La lectura tiene muchos beneficios para el cerebro de los niños. Leer juntos también fortalece ese vínculo especial entre usted y su hijo.

  4. Pase más tiempo al aire libre. Pasar tiempo afuera puede ayudar al estado​ de ánimo, así como a que las familias realicen actividades físicas y se beneficien de la vitamina D mientras que disfrutan la naturaleza. Pasar tiempo al aire libre también le da un descanso a los ojos de los niños del tiempo que pasan frente a las pantallas.

  5. Use el asiento de seguridad orientado hacia atrás el mayor tiempo posible, hasta el máximo peso establecido por el fabricante. Esto incluye a casi todos los niños menores de 2 años hasta los 4. Si es un padre con niños que ya han pasado por la etapa del asiento de seguridad, ¡felicitaciones! Y si no, aproveche para enterarse de las nuevas leyes que puedan entrar en efecto el  nuevo año con respecto al uso de asientos de seguridad. No olvide comunicárselo a todas las personas que trasportan a su niño en vehículos.

  6. Reserve tiempo para cocinar en familia. A muchas familias les gusta hornear dulces juntos durante las vacaciones. Mantenga la diversión en el nuevo año. Reserve momentos especiales para cocinar juntos en familia. Si su hijo es quisquilloso con la comida, esto puede hacer que se interese más en probar alimentos nuevos y saludables.

  7. Prepare un equipo familiar para casos de desastre. Da miedo pensar cómo desastres como incendios forestales, huracanes o tornados podrían afectar a las comunidades. Estar preparado es una forma de tener menos miedo. Con sus hijos, reúna los suministros básicos que necesitará si ocurre un desastre. Lea aquí algunos artículos útiles para empacar.

  8. Tome tiempo para cuidar de sí mismo​. ¿Cuándo fue la última vez que fue al médico? o ¿descansó suficiente? Una vez que el bebé no es parte de su cuerpo, es difícil olvidar la conexión entre el cuidado y la salud de su bebé y su propio cuidado. Sabemos también que la depresión y la ansiedad después del embarazo la pueden sufrir tanto las madres como los padres. Si este es su caso, no olvide que no está solo y que puede obtener ayudar.

Información adicional:

Última actualización
12/16/2021
Fuente
American Academy of Pediatrics Committee on Nutrition (Copyright © 2021)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos